AMLOcienciaclima espacialespacioHistoriaMigración
Tendencia

LOS VIKINGOS, Y NO CRISTOBAL COLÓN, LLEGARON A LAS AMÉRICAS PRIMERO HACE EXACTAMENTE MIL AÑOS, ¡TORMENTA SOLAR LO CONFIRMA!

¿Ahora Escandinavia se tiene que disculpar ante AMLO y Scheinbaum?

PCI - Protege Combate Inmuniza PCI INFLUENZA

Por Alex Backman

(OCT 21, 2021) Un nuevo hallazgo hecha para abajo el hecho de que el navegante genovés, Cristobal Colón, a quien se le atribuye el descubrimiento de las Américas en el año 1492 de la era cristiana. Colón no fue el primer europeo en llegar a América. Los vikingos llegaron allí casi 500 años antes, aunque no está claro cuándo exactamente. Científicos de la Universidad de Groningen en Holanda y un equipo internacional de colegas, muestran que los europeos ya estaban operando en las Américas en el año 1021 d.C. El artículo  Evidence for European presence in the Americas in AD 1021  fue publicado recientemente en la revista Nature.

Los vikingos navegaron grandes distancias en sus icónicos barcos largos, navió s de ingeniería sofisticada que incluso podían desensamblarse al estilo LEGO para reensamblarze después de cruzar por tramos de tierra. En sus exploraciones con fantásticos sistemas de navegación hacia Occidente, los vikingos, establecieron asentamientos en Islandia, Groenlandia y, finalmente, una base en L’Anse aux Meadows, en Terranova, Canadá. Sin embargo, no ha quedado claro cuándo tuvo lugar esta primera actividad transatlántica. Aquí, los científicos muestran que los europeos estaban presentes en las Américas cuando menos desde el año 1021 de la Era Cristiana., precisamente cumpliéndose mil años en este mismo año. Esta fecha también marca el punto más antiguo que se conoce por el cual los escandinavos cruzaron el Atlántico, y donde se alcanza que la migración de la humanidad rodease finalmente todo el planeta.

Resuelto por tormentas solares

En este estudio, el corte de madera de los vikingos en L’Anse aux Meadows data exactamente del año 1021 d.C. Las tres piezas de madera estudiadas, de tres árboles diferentes, procedían todas de contextos arqueológicamente atribuibles a los vikingos. Cada uno también mostró una clara evidencia de corte y rebanado con cuchillas de metal, un material no producido por la población indígena existente. El año exacto fue determinable porque ocurrió una tormenta solar masiva en el año 992 d.C. que produjo un pico colosal en la señal de radiocarbono distinta en los anillos de los árboles del año siguiente (993 d.C.).

La entrada en la revista Science abunda sobre el evento de las súper llamarada solar de 992:

“Una oscura noche de invierno en 992 EC, cuando el rey inglés Æthelred el No preparado se vio obligado a rendir homenaje a los invasores vikingos y Almanzor, gobernante musulmán de Andalucía, devastó a sus enemigos cristianos en el norte de España, el cielo del norte se iluminó con un resplandor etéreo. Un cronista de Sajonia (la actual Alemania) escribió que «una luz como el sol brillaba desde el norte». Los cielos estaban «rojo sangre», dijo otro de Ulster en Irlanda del Norte. Lo que estaban viendo, según un nuevo estudio, era la aurora boreal (un ejemplo en la foto), o auroras boreales, llegando mucho más al sur de lo normal debido a una erupción solar extremadamente poderosa (conocida como superllamarada) en el sol bombardeando la Tierra con partículas altamente energizadas. Hace varios años, los investigadores habían notado que había picos en los niveles del isótopo radiactivo carbono-14 en los anillos de los árboles que se encuentran en todo el mundo al mismo tiempo. Esto puede ser causado por rayos cósmicos que golpean la atmósfera superior y convierten el nitrógeno-14, un componente normal del aire, en carbono-14. Pero, ¿qué tipo de rayos cósmicos y de dónde vienen? Algunos estudios sugirieron que hubo informes de auroras inusuales poco antes de los mayores picos de carbono 14 en 774-775 EC y 993-994 EC, lo que sugiere que el sol es la fuente de los rayos. Para averiguarlo, los científicos buscaron registros escritos alrededor del momento del pico posterior y encontraron ocho avistamientos de auroras.registrados en Sajonia, Irlanda del Norte y la península de Corea, entre octubre de 992 y enero de 993, informan en un estudio aceptado para su publicación en Solar Physics. A partir de los cálculos de qué tan al sur eran visibles las auroras, el equipo estima que la tormenta solar de 992–993 fue más fuerte que cualquiera registrada desde que comenzó el monitoreo detallado en 1957, pero probablemente no tan fuerte como el famoso evento de Carrington en 1859, que noqueó redes de telégrafos en todo el mundo. Mientras que en la década de 990 la tormenta produjo poco más que un bonito espectáculo de luces, si golpeara hoy, probablemente devastaría nuestra sociedad tecnológicamente dependiente.”

Cronología de isótopos

«La clara mejora en la producción de radiocarbono que ocurrió entre 992 y 993 d. C. se ha detectado en archivos de anillos de árboles de todo el mundo», dijo el profesor asociado de cronología isotópica Michael Dee (Instituto de Investigación de Energía y Sostenibilidad de Groningen (ESRIG), Universidad de Groningen ), director de la investigación. Cada uno de los tres objetos de madera exhibió esta señal de crecimiento 29 anillos (años) antes del borde de la corteza. «Encontrar la señal 29 de los anillos de crecimiento de la tormenta solar en la corteza nos permitió concluir que la actividad de corte tuvo lugar en el año 1021 d.C.», dice Margot Kuitems (ESRIG, Universidad de Groningen), primera autora del artículo.

¿Qué tan lejos, con qué frecuencia?

Se desconoce el número de expediciones vikingas a las Américas y la duración de su estadía del otro lado del Atlántico. Todos los datos actuales sugieren que todo el esfuerzo duró poco, y es probable que el legado cultural y ecológico de esta primera actividad europea en las Américas haya sido pequeño. No obstante, la evidencia botánica de L’Anse aux Meadows ha confirmado que los vikingos sí exploraron tierras más al sur que Terranova.

Las Sagas Vikingas

El año 1021 d.C. es el primer año en el que la presencia europea en las Américas puede demostrarse científicamente. Las fechas anteriores para la presencia vikinga en las Américas se han basado en gran medida en las Sagas islandesas. Sin embargo, estos comenzaron como historias orales y solo se escribieron siglos después de los eventos que describen. Aunque contradictorias y a veces fantásticas, las Sagas también sugieren que se produjeron encuentros, tanto violentos como amables, entre los europeos y los indígenas de la región. Sin embargo, se ha descubierto poca evidencia arqueológica para apoyar tales intercambios. También existen otros relatos medievales, que implican que figuras prominentes en el continente europeo se enteraron de que los vikingos habían tocado tierra a través del Atlántico.

Resumen

Los vikingos estuvieron activos en América del Norte en el año 1021 d.C. Esto ahora representa el primer y único año conocido en el que los europeos estuvieron presentes en las Américas antes de la llegada de Colón en 1492 d.C. También representa un punto definitivo en el tiempo por el cual el Océano Atlántico había sido atravesado y la migración humana finalmente había rodeado el mundo.

Conclusión

Me acuerdo de niño estando en Suecia con mi abuelo largas temporadas en mi infancia de las leyendas vikingas. Visité sus casa originales, supe de su arquitectura singular, pisé sus círculos monolíticos ceremoniales, aprendí de su cosmovisión, me subí a uno de sus barcos originales aúin conservado en un museo en Estocolmo, y aprendí de las historias del explorador islandés vikingo Leif “El Suertudo” Erikson y su llegada a las Américas 500 años antes que los españoles. Pero hablar de ello era un tabú. Ahora, gracias a este hallazgo y publicación científica, la pregunta que tengo es, con esta nueva evidencia irrefutable de la llegada de los herederos de Valhalla a las Américas, ¿el presidente marxista de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), también les pedirá a los escandinavos a que se disculpen por haber “invadido” los pueblos autóctonos de la región de lo que ahora es Canadá y Estados Unidos? O, defenderá, como defiende a los migrantes de hoy, las travesías ejemplares de los mejores navegantes que el mundo antiguo haya tenido? Por eso, propongo que Claudia Scheinbaum (CLASH), la alcaldesa de la Ciudad de México que removió la icónica estatua de Cristobal Colón en Paseo de la Reforma para reemplazarla con una mujer afroide con ojos alienígenas, la reemplaze con la estatua de Leif Eriksen, un navegante vikingo que llegó a las Américas antes que cualquier africano o italiano.

¡Skål por Scandinavia!

Fuente original en inglés

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Favor de desactivar tu AD BLOCKER.